domingo, 19 de junio de 2011

BUENOS AIRES

El escritor palidece delante de la hoja en blanco, se ha bloqueado con sus miedos y cree  que jamás volverá a escribir nuevas historias. Fuera, el viento parece darle la razón y con sus silbidos se ríe de él. De repente la ventana se abre, un aire huracanado lo atrapa y lo sumerge en su interior. El viento convertido en un vendaval recorre el mundo incorporando nuevos huéspedes. Son escritores todos ellos. Hablan un mismo idioma, se transmiten idénticas ilusiones y angustias, y todos juntos movidos por una magia literaria empiezan a escribir. Lo hacen con devoción, sin esfuerzo… pero siempre en pequeñas porciones. El escritor, feliz, recobra su pasión. Sonríe y decide trazar con palabras este viaje. Ese será su microrrelato.
De vuelta a su casa, enciende el ordenador, trascribe emocionado su creación y lo envía por email a "Vendaval de Microrrelatos 2011".

@Nicolás Jarque Alegre
España

9 comentarios:

Elisa dijo...

Qué bonito micro, Nicolás, y justo después del día del español en el que volaron globos cargados de palabras. ¡Feliz pasión compartida!

pablogonz dijo...

La microliteratura mordiéndose la cola. Bonito homenaje al evento.
Abrazos fuertes,
PABLO GONZ

Albajara dijo...

Gracias por vuestros comentarios, Elisa, Pablo.

La verdad que para mí este evento es una fiesta importante y por eso quería homenajearlo.

Nos seguimos leyendo. Un abrazo muy grande.

vientos del sur dijo...

hermoso tu relato Nico, es maravilloso compartir este momento tan especial, con lo que nos gusta. te quiero mucho, un beso. Andre de Argentina

MJ dijo...

Un soplo de inspiración para este Vendaval de micros.
Muy bueno, Albajara.

Besos.

ESPERANZA dijo...

Me ha gustado eso de todos movidos por la magia literaria... Es un gustazo compartir estos micros entre todos.

Buen micro homenaje.

Enhorabuena,

Lola Sanabria dijo...

Un bonito homenaje al vendaval con otro vendaval de escritores y escritor que escribe sobre ello. Buen microrrelato en espiral.

Abrazos, varios.

depropio dijo...

Gracias por participar y muchas gracias por este homenaje a la iniciativa vendavalesca...

Luisa Hurtado González dijo...

Fue fantástico abrir al ordenador y que por la ventana de tu micro me llegase aroma a Buenos Aires. Casi oigo el ritmo del tango.