domingo, 19 de junio de 2011

DESCUBRIR EL ARCO IRIS

Siempre te gustó el blanco; desde pequeño. Viviste con él a tu alrededor. Pero un día de lluvia, tras la tormenta, hace ya muchas, muchas lunas, descubriste el arcoris: rojos, amarillos, morados, verdes, azules..., allá en el cielo, sobre las montañas, sobre la gente, sobre todo.
Los demás no pudieron resistir tanta luz. Y todo se volvió negro.

© Alejandra Crespo Martínez
España
http://reflexiones-literarias.blogspot.com/

6 comentarios:

Manuel dijo...

Es bueno en estos casos usar gafas de sol primero y luego linterna.

Laura E. dijo...

Lástima... se desperdician tantos colores

Anita Dinamita dijo...

Un micro de colores con un final triste, tenía que haberles dejado que se acostumbraran.

Ángeles Sánchez dijo...

Qué pena no poder compartir ese arcoíris.

Un abrazo

Luisa Hurtado González dijo...

Por qué si todo iba bien, iba genial, tuvo que tener un final tan triste??
No es justo después de haber visto el arco iris; y, por otro lado, menos mal que lo vio una vez.

depropio dijo...

Un paseo por toda la gama de colores Para acabar en un fundido en negro
Gracias por participar.