domingo, 19 de junio de 2011

LA CORTE DE LOS MILAGROS

Es mentira esa leyenda urbana que habla de cocodrilos y serpientes que viven en  las cloacas.  En realidad, hay una muchedumbre  bajo las aceras, un mundo furtivo cuyos habitantes sólo salen por la noche o en los días más nublados  del invierno. Tienen sus propias leyes con las que nos juzgan a nosotros, los que vivimos en la superficie. Cada treinta y uno de octubre, secuestran a  trece ciudadanos importantes y los someten a juicio en su corte subterránea. A la luz mortecina de las velas se vislumbran las ratas enormes que corretean entre sus pies como mascotas benévolas. Ellos, los antiguos habitantes de puentes, parques y albergues, nos culpan del destierro que sufren desde que se prohibió su presencia en las calles. Nunca hay inocentes en estos juicios, tampoco se puede presentar recurso. Las ratas lo saben.

©Rosana Alonso
España

 

14 comentarios:

Anita Dinamita dijo...

Mmmm, genial, Rosana, cómo no!
Las ratas saben demasiado, diría yo, y por más que una rata intente terminar con otra, acabará siendo juzgada.
Buenísimo

Propílogo dijo...

Mil veces genial, Roxie. Las ratas lo saben. Buf, buf
Abrazo
Gab

José Antonio Salgado dijo...

El final es sublime. Un micro perfecto.

Rosa dijo...

Miedooo!!! Me ha dado leer tu micro.

Saludos desde el aire.

AGUS dijo...

Me encanta, lo sabes. Qué difícil es crear todo un mundo en apenas unas líneas. Bestial.

Abrazos.

ESPERANZA dijo...

Hummmmm! ¡Nuestras amigas las ratas, otra vez!.

Me ha encantado.

Besos,

Lola Sanabria dijo...

Juicios sumarísimos para quienes desterraron a los sin techo. Muy buena rata, digo relato.

Besos humanos.

Elysa dijo...

Muy visual tu micro, y ese final me parece genial.

Saludos

Ángeles Sánchez dijo...

Buenísimo Rosana!

Albajara dijo...

¡Qué miedo! ¿Es así?

Muy bueno.

Un saludo.

Los que mordieron el polvo dijo...

Gracias compañeros de Vendaval. Un placer volar con ustedes.

Un abrazo

Rosana

Luisa Hurtado González dijo...

En pleno vendaval, Rosana Alonso nos metió bajo tierra; sin embargo, contado por ella, todo parecía, real, oportuno, ocurrente y.... espera, ¿cual era la fecha?

depropio dijo...

Si llego a saber que ibas a mandar esta porquería no te insisto... Que nooo, que ya sabes que soy fan tuyo, a pesar de que la mitad de las veces te ves obligada a explicármelos. Pero, bueno, estás acostumbrada ya ;)

Gracias por participar

Los que mordieron el polvo dijo...

Pero este lo entendiste a la primera... ;)

Gracias a vosotros por organizarlo


Rosana