domingo, 19 de junio de 2011

VUELO RASANTE

Pisé una piel de plátano. Lo había visto en cómic, pero nunca lo había experimentado. Resbalé de manera que mi cuerpo quedó en el aire, horizontal al suelo, con un pie más levantado que otro, dispuesto a caer en las baldosas de la calle, encima de la piel de plátano y de una cagada de perro.
Sin embargo, me quedé así, paralizada en el aire, fruto de un fuerte vendaval que llegó por el este. El viento me volteó varias veces. Apunto estuve de golpearme contra una esquina. Otra corriente me llevó hasta la playa, depositándome suavemente en la arena.
Hay días que aunque todo parezca imposible, la suerte me acompaña.

© Ana Vidal
España

15 comentarios:

Sara Lew dijo...

Hoy es uno de esos días, Ana. Me ha encantado. Un saludo.

Puri dijo...

Es que con un vendaval como este todo es posible. Y además, sienpre hay personas como tú, que nacen con estrella..
Besos

Elisa dijo...

Qué chulo. Los vendavales benévolos es lo que tienen. Que todos sean como este y terminemos en la arena de la playa viendo ponerse el sol.

Un beso, Ana.

Sara NY dijo...

Me ha encantado, Anita. A veces me gustaría que me llevara un vendaval de esos y me depositara en una playa tropical.... Aynss, ¡qué ganas de vacaciones ya!

ESPERANZA dijo...

¡Que bonito! Yo me apunto a esos vendavales benévolos, como los llama Elisa.

Un abrazo,

Elysa dijo...

Yo también me apunto a estos vendavales tan bien contados.

Besos, Anita

Patricia Nasello dijo...

Qué precioso, palabras que viajan livianas aunque por momentos el Vendaval sople fuerte.
Y como broche de oro la sonrisa que provoca el final

Abrazos

Ángeles Sánchez dijo...

La mujer voladora gracias a un plátano, qué bonito!

Rosa dijo...

Me ha gustado la imagen de la mujer suspendida en el aire y depositada suavemente en la playa.

Saludos desde el aire.

Albajara dijo...

Gran suerte la tuya, otro día que pruebe otra cascara.

Muy bueno, un saludo.

Sandra Montelpare dijo...

Mágico!!! de la realidad al sueño sin escalas Hermoso micro, Anita!!

Anita Dinamita dijo...

Gracias!!!
Aquí en Canarias no es tan difícil resbalar con una piel de plátano, ja ja. Por suerte hay una playa cerca en vez de un atasco!
También ayudan los alisios en los viajes vendavaleros.
Abrazos enormes

Luisa Hurtado González dijo...

Hoy es ese día. La suerte nos acompaña, lo supe en cuanto leí tu micro.

depropio dijo...

Creo que no lo probaré, Ana, salvo que tú me escribas el final ;-)

De nuevo, gracias

Maite dijo...

Ya te he comentado que me encantó ese poder de paralizar un instante y acomodarlo a tu gusto, sí, muy de cómic ;)