domingo, 19 de junio de 2011

DEJAR VOLAR...

María se enamoro de un hombre que daba con las expectativas de ella, se conocieron en el chat, los primeros tiempos no se daban mucha importancia y poco tiempo después, no se podían separar. Todo iba muy bien, pero había algo en ellos que no dejaba concretar su felicidad, la distancia esa maldita distancia. Miles de kilómetros había en ellos, no era nada que fuera imposible verse, pero nunca se concretaba, por razones obvias, sus tiempos, sus trabajos y sus familias. Un día ella se dio cuenta de que todo era una fantasía y dejo volar lo que más quería, al amor de su vida.


© Andrea Bustos
Argentina

5 comentarios:

Albajara dijo...

Sensacional. Eres una gran escritora, y como persona ya ni te digo.

Me encanta este micro.

Besosss

vientos del sur dijo...

gracias Nico, tu eres tbn un gran escritor, besos a la distancia...

pablogonz dijo...

Terrible esta historia de la fatalidad. Bien contada, con precisión o exactitud. Prosa muy viva.
Abrazos fuertes,
PABLO GONZ

vientos del sur dijo...

Gracias Pablo, un gusto que leyeras mi micro, un abrazo fuerte para ti también.

Luisa Hurtado González dijo...

Que pena tanta renuncia. Y lo peor para mí, no sólo es esa renuncia, es la sombra que puede proyectar en la vida de cada uno de los protagonistas.