domingo, 19 de junio de 2011

ALGO ES ALGO

Después de un año entero de dietas e intensos ejercicios, apenas logró perder medio kilo. Obsesionada con bajar de peso, decidió hacer un pacto con el diablo. Veintiún gramos dicen que pesa el alma.

© Daniel Carrillo
Chile
http://www.daniel-carrillo.blogspot.com/

7 comentarios:

Manuel dijo...

Ja ja Ja 21 gramos a cambio de lorzas ja ja ja y pistoleras. Buen contraste.

Fortunata dijo...

!Pobre la comprendo! A ratos a mi también me dan ganas....

pablogonz dijo...

Uf, Daniel. No sé si merece la pena. Pero está bien trazado y resuelto.
Un fuerte abrazo, mosquetero.
PABLO GONZ

Albajara dijo...

Muy poco me parece, pero algo es algo.

Gran microrrelato, un saludo.

Luisa Hurtado González dijo...

Vale, que estaba desesperada, que se nota pero... después de adelgazar los 21 gramos me han dicho que te quedas literalmente en los huesos. No sé no sé, no creo que sea eso lo que esté buscando.

depropio dijo...

Muy bueno.

Daniel, se lo envié, junto con los otros dos que llegaron desde Chile, a Diario Austral de Valdivia porque querían hacer una reseña. Espero que no te importe.

Gracias por participar.

Daniel Carrillo M. dijo...

No hay problema y muchas gracias por sus comentarios, no me había dado cuenta que estaban. Un abrazo y felicitaciones por este Vendaval...que a muchos les ha revuelto el pelo.
Saludos!