domingo, 19 de junio de 2011

...TE QUIERO ANDRÉS

Ella estaba con él por su dinero. Él con ella por su belleza. Quiso el tiempo llevarse consigo ambas cosas a la vez. Les queda el consuelo de tenerse el uno al otro.

© Raúl Garcés Redondo
España
http.//manchas-de-tinta.blogspot.com

9 comentarios:

Elisa dijo...

No dejaron de tener suerte de perder ambas cosas a la vez. Lo normal es la asimultaneidad y el correspondiente desengaño. Mejor quererse desde el principio por otros motivos :).

Anita Dinamita dijo...

Al menos se encontraron dos personas en esta pérdida conjunta.
Un abrazo

pablogonz dijo...

Bien, Raúl. Contundente. ¿Es de tu libro "Cerdito de porcelana"?
Abrazos fuertes,
PABLO GONZ

Albajara dijo...

No sé yo si seguirán mucho más tiempo. Cuando se va el interés....

Muy bueno, un saludo.

Manchas de tinta dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios.
Este micro no forma parte del librito de Cerdito de porcelana y otros microrrelatos, Pablo.
Abrazos.

Luisa Hurtado González dijo...

El consuelo que les quedé es de los mejores, diría más, creo que salieron ganando. Mires por donde lo mires.

Chabi Angulo dijo...

Siempre hay premio como dice Luisa Hurtado González.

Me gusta también.

depropio dijo...

Muy, muy bueno y acertado. Amor de conveniencia

Gracias

Marcos Callau dijo...

Muy bien Raúl. Es emocionante y además tiene final feliz y consolado. Me gusta. Abrazos.